Cómo transportar a tu mascota en coche

A la hora de transportar a nuestras mascotas en coche, es importante saber que los animales tienen que ir bien sujetos y protegidos mediante algún sistema de retención homologado, al igual que las personas tienen que hacerlo con los cinturones de seguridad. Si no cumplimos estas normas cuando transportamos a nuestros animales de compañía, podremos ser sancionados por ello.

Evitar la posible sanción, no es lo más importante. Lo que de verdad importa, cuando viajamos en coche, es la seguridad de todos los ocupantes del vehículo, tanto animales como personas.

Un animal sin sujeción en el coche, es muy peligroso. Puede distraer al conductor al moverse, incluso subiéndose encima del mismo o afectando a los controles de la conducción. También es peligroso que vaya asomado por la ventanilla del vehículo, porque podría caerse o golpearse con algún objeto de la vía. Y lo más importante, en caso de frenada brusca o accidente, puede provocar daños muy graves a él mismo y al resto de ocupantes, hasta mortales, ya que en un choque frontal, los animales pueden actuar como proyectiles llegando a multiplicar exponencialmente su peso.

Sistemas de retención:

Arnés

Es recomendable especialmente para perros. Sujeta a las mascotas mediante el cinturón de seguridad o los dispositivos Isofix. Los hay de un solo enganche,  con una sujeción más frágil y que se puede romper con mayor facilidad, y de doble enganche, que son más resistentes y aguantan pesos mayores.

Nunca se deben utilizar las correas corrientes que se enganchan al collar del animal, ya que no lo retienen correctamente, pudiendo herir gravemente al animal en el cuello y al resto de pasajeros, si se rompen.

Rejilla divisoria

Se instala para separar la zona de carga del vehículo de la zona de pasajeros, siendo lo más adecuado su montaje desde el techo del vehículo al suelo del maletero. Se utiliza para transportar animales de gran tamaño en el maletero de coches con portón trasero, aunque tampoco se recomienda que los animales vayan sueltos en este caso.

Trasportín

Es uno de los métodos más seguros. Para animales de gran tamaño, se colocará en el maletero del vehículo, cerca del respaldo de los asientos traseros, transversalmente respecto a la dirección de la marcha. Y, para más seguridad, se podría combinar con una rejilla protectora.

En cambio, para animales de menor tamaño, el trasportín se debe colocar dentro de la zona de pasajeros, en el suelo detrás de los asientos delanteros, pero nunca encima de los asientos, sujeto por el cinturón de seguridad, ya que es probable que se rompa y la mascota salga despedida.

Una vez elegido el sistema de retención más adecuado para nuestra mascota según su tamaño, lo tendremos que acostumbrar a él antes de un viaje largo, y hay que recordar que los animales también necesitan hacer una parada cada dos horas para moverse, comer, beber agua, hacer sus necesidades y, sobre todo, airearse cuando la temperatura sea elevada.

Check Also

Más control sobre el parque automovilístico

El nuevo Real Decreto que hace referencia a vehículos al final de su vida útil ...

Servicio gratuito de aviso por SMS

Si desea recibir un mensaje recordatorio de aviso de próxima inspección, por favor, facilite su Nº de móvil durante la recepción de de documentación del vehículo.